Critica del concierto de José Ignacio Lapido en Apolo 2 (Barcelona) el 23 de Febrero de 2018La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

José Ignacio Lapido
Sala Apolo 2
23/02/2018

Texto: Fernando Poveda
Cartel promocional

Tras la gira de regreso de los 091 veinte años después, saldada con llenos y reconocimiento por toda la geografía española durante un año, Lapido ha retomado su ya extensa carrera en solitario. Una carrera que inicialmente le dio una vía de escape, con el reto de plantarse ante el micro, pero que ahora marca y prioriza su ruta, siendo “El Alma Dormida” ya el octavo capítulo de la misma. Su gira le devuelve a las salas y a los garitos donde el cara a cara con su devoto público cuaja a la perfección con su rock reflexivo y maduro; provisto tanto de medios tiempos que embellecen su siempre inspirada lírica, como de guitarrazos urgentes. De todos modos, su banda juega un papel preponderante en esta nueva aventura, con Raúl Bernal a las teclas y Víctor Sánchez a la guitarra como fiable soporte, coproduciendo el disco y aportando con mucha complicidad en directo.

Tras 850 kilómetros por carretera como nos informó el granadino, la banda hizo un repaso casi completo, diez temas, de su aún fresco LP, salpicado con elecciones de su previo repertorio en solitario, ante un Apolo 2 con muy buena entrada, repleto de fans de “largo recorrido”. Canciones eléctricas con rebeldía y algo de crítica social como “Nuestro Trabajo”, “¡Cuidado!” o “Lo Que Llega Y Se Nos Va” contagian el entusiasmo a las seis cuerdas de Víctor, quien combina en perfecta sintonía con la Gibson SG del más contenido director de orquesta. “Mañana Quién Sabe” o “Como Si Fuera Verdad”, trasladan esa melancolía poética marca de la casa, que te hace caer rendido ante este tipo exento de artificio pero con una capacidad innata para disparar de forma efectiva al centro de tu núcleo emocional. “Las espinas son para el que cuida el rosal, todos los pétalos rojos se los lleva el viento”, clama Lapido en la última, en un tema acolchado sobre el órgano de Bernal, con acústicas, y con coloridos matices de la guitarra aquí y allá.

Muy bien recibida “Dinosaurios”, con aroma a rock americano de carretera, al igual que “La Versión Oficial”, la cual tiñió el ambiente con aires esperanzados y optimistas, en un tema sencillo que contrasta con el desengaño y desconsuelo que puebla su letra. Máxima confianza por tanto la de José Ignacio en su nueva colección de canciones, comandando con la seguridad de quien atraviesa un momento dulce a nivel artístico, y prefiere seguir batiéndose el cobre en un presente incierto que sigue trazando una carrera intachable. También se acordó de su LP “Cartografía” del 2008, con esa joya que versioneó Miguel Ríos “En El Ángulo Muerto”, o con la bonita “Cuando El Ángel Decida Volver” con la que cerró el recital. Todo ello en dos horas de música que pasaron en un suspiro, gracias al intérprete andaluz y a una banda de nivel, de esas que siguen recorriendo la carretera y salas de medio aforo para contentar a una base sólida de fans, al margen de grandes promociones e infraestructuras, por el placer del trabajo bien hecho.

Bookmark and Share





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2018 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso