Critica del concierto de Kitty, Daisy & Lewis en Bikini (Barcelona) el 7 de Marzo de 2015La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Kitty, Daisy & Lewis
Sala Bikini
07/03/2015

Texto: Fernando Poveda
Foto promocional

La familia Durham al completo volvía a acercarse a nuestros escenarios, con papá y mamá de nuevo secundando a sus tres retoños, cada vez más creciditos, más sueltos, dejando a un lado la timidez y tomando el peso del show. En su recién publicado “The Third”, el cual es, efectivamente, el tercer disco de los ingleses, suenan más variados, abrazando en ciertos momentos nuevas sonoridades como el ska, la música disco o algún tema cabaretero que se ha unido a lo ya conocido. Mick Jones de los Clash les ha producido y metido alguna guitarra, lo cual habrá ayudado a que los jóvenes se hayan liberado en este sentido, ante alguien acostumbrado a absorber todo lo que entra por sus orejas.

Así, ante una sala Bikini hasta los topes (la popularidad de los chicos no ha bajado un ápice desde su debut de hará siete u ocho años) empezaron con nuevas tonadas como la funky “Bitchin’ in the Kitchen”, la soulera “Feeling of Wonder” o su reciente single “Baby Bye Bye”, un impoluto y plano medio tiempo con aires jamaicanos al que no le vendría mal algo más de garra. Los tres hermanos siguen intercambiándose los instrumentos (todos lo tocan todo) entre temas, siendo éste uno de sus sellos distintivos, al igual que su estética tan cuidadamente retro; como digo, ya llevan unos años en el show-business y saben qué puntos deben explotar. Los monos de Kitty y Daisy a lo peli de Russ Meyer subieron la temperatura al mismo tiempo que el traje impecable de Lewis lo emparentaba con cualquier estrella del rock’n’roll de los ’50. Aún así, creo que es una banda exitosa en la cual las formas prevalecen ante el contenido, es decir, lo extramusical destaca ante unas composiciones que no están mal, recrean la música que todos amamos, pero si no fuera por los detalles expuestos no estarían donde están ni en broma. Cuando publicaron su debut, resultó novedoso ver a unos jovenzuelos tocar con tal frescura y buen gusto, pero pasados unos años, eso debería verse alimentado por mejores composiciones y pericia musical, se les debería pedir más.

El octogenario trompetista jamaicano “Tan Tan” Thornton se unió al grupo a medio bolo para acompañarles en “Turkish Delight”, “I’m so sorry” y alguna más, aportando la nota de humor con sus andares a lo Chiquito y sus arengas ininteligibles. Kitty cogió el mando para atacar la sugerente “Whiskey”, mi favorita de “The Third”, justo antes de que la banda acabara con su primer éxito, la versión de “Going up the Country”, temazo que popularizaran Canned Heat y para el que Daisy situó su pequeño kit de batería al frente, aporreándolo con las escobillas con una preciosa sonrisa. Aquí se llevaron los mayores aplausos, correspondidos por unos bises donde alargaron, al igual que en disco, la trotona “What Quid?”, tema puramente Sun Records donde la armónica de Kitty se bate en interminable duelo con la guitarra de Lewis, en una supuestamente virtuosa jam extasiante. Con la zagala de nuevo al micro pidiendo fuego a algún caballeroso fan, en plan “Femme Fatale”, acabaron con otra cover de su debut, la trepidante “Mean Son of a Gun”, ante un público que se vino arriba al final y que fue invitado a salir rápido de la sala ya que, me imagino, ésta debía abrir en clave disco. Tras sonar la última nota, el “No Class” de Motörhead empezó a sonar por los altavoces a volumen infrahumano, por lo que para conservar en buen estado los tímpanos enfilamos rampa arriba hacia un ansiado pitillo, como el de la Srta. Durham.

Bookmark and Share





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2018 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso