Critica del concierto de Steel Panther en Sala Razzmatazz 2 (Barcelona) el 7 de Marzo de 2014La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Steel Panther
Sala Razzmatazz 2
07/03/2014

Texto: Fernando Poveda
Cartel promocional

Los cachondos de Steel Panther, antes conocidos como Metal Skool y Metal Shop, se presentaban por primera vez en Barcelona, ante una Razz 2 sorprendentemente a tope y con un ambiente caldeadísimo a pesar del horario infantil. Mucha expectación entre un público mayormente joven, que coreaba a los Maiden a grito pelado y cuernos en alto antes de iniciarse el show, en una noche en la que el público barcelonés rockeó de lo lindo.

El hecho de no ser un grupo “serio”, ya que se trata de una parodia de las añoradas hair bands de los 80’s, puede generar desconfianza al decidir si acudir o no a verlos, más teniendo en cuenta que gran parte de su gracia recae en sus ingeniosas y guarras letras y en sus “speaks” entre canciones, y el dominio del inglés se torna esencial. Aún así, y aún habiéndolos visto ya en el Azkena, las risas y la diversión están garantizadas, ya sea por los cutre gags, tópicos y poses con los que nos deleitaron durante hora y media, como con esos pomposos estribillos y azucaradas melodías que de tan pasadas de vueltas se convierten en encantadoras.

Tras dos discos, y con el tercero a punto de ver la luz, “All That You Can Eat”, empezaron con “Eyes Of A Panther”, cada miembro sobre una tarima, Spinal Tap mode on, para seguir con la pegadiza “Tomorrow Night”, y soltar la primera parrafada sobre folleteo, farlopa, penes pequeños y los pechos de las fans. Cada miembro asume su rol, caricaturizando los clichés de la época, y así tenemos al cock-rocker Michael Starr al frente, con su imposible vestuario de Vince Neil de tercera, al guitar-hero Satchel, que aparte de ridiculizar al cantante nos deleitó, ¡cómo no!, con un solo excesivo y sin sentido, y al ambiguo e ingenuo bajista Lexxi Foxx, intentando proyectarse contínuamente como el tipo más glamouroso de L.A., sin descuidar su peinado en ningún momento, bote de laca y espejo en mano para que nada falle.

Poco a poco, cayeron temas como “Asian Hooker”, “Tiger Woods”, donde nos aleccionan con el arte de meterla en el agujero, “Glory Hole”, una de las prácticas favoritas de estos chicos, “Gold Diggin’ Whore” o “It Won’t Suck Itself”. Momento delirante cuando una veintena de tiernas adolescentes subieron al escenario para alegrar la velada junto a los cuatro depravados que les doblaban la edad sin problemas: fotos, bailoteos, roces y alguna teta subieron la temperatura durante un par de temas, carcajadas al canto. Tras los bises, remataron con la balada letal “Community Property”, coreada a pulmón por la gente ante el asombro de Starr y Satchel, “17 Girls In A Row” y su hit “Party All Day (Fuck All Night)”, quizás su mejor tema a nivel compositivo.

Desde sus inicios en el Viper Room de Sunset Strip, Steel Panther ofrecen diversión, y por ello cumplieron con el objetivo de que todos saliéramos con una sonrisa dibujada en el rostro. Al día siguiente, talonearían a Scorpions en Madrid, completando una pequeña visita a nuestro país. Si vuelven, y no los habéis visto, no deberíais dejar escapar la oportunidad.

Bookmark and Share





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2017 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso