Critica del concierto de Red Fang, The Shrine y Lord Dying en Bikini (Barcelona) el 26 de Enero de 2014La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Red Fang + The Shrine + Lord Dying
Sala Bikini
26/01/2014

Texto: Fernando Poveda
Cartel promocional

Muy completo el cartel que se presentaba en la siempre adecuada Bikini para una noche de domingo resacoso, con tres bandas de nivel a un precio asequible. El público respondió llenando, atraídos por la ocasión de ver a Red Fang de cerca presentando “Whales And Leeches”, tras su paso por Sonisphere hace poco. Abanderados del resurgimiento del hard-metal-stoner, por llamarlo de alguna manera, los de Portland siguen construyendo una discografía sólida, compacta, con temas variados y haciéndose un hueco en los mejores festivales y encabezando fantásticas giras como la que nos ocupa.

Abrieron sus paisanos Lord Dying, presentando su recién publicado debut “Summon The Faithless”, practicando un heavy-trash que caldeó el ambiente, aunque lo mejor estaba por venir. The Shrine fueron, en mi opinión, la sorpresa de la noche, trío californiano deudor tanto de los ritmos pesados de Sabbath como del punk-hardcore de la Costa Oeste, provocaron headbangings y triunfaron, con un Josh Landau pletórico a la guitarra y con un batería de primera. Tienen un par de discos y el último “Primitive Blast” suena a gloria, como unos Blue Cheer apunkarrados.

Red Fang aparecieron antes del show para poner todo en su punto, como si de unos simples roadies se tratara, dirigiendo cuernos a las primeras filas y haciendo gala de una humildad aplastante. Estos tíos que podrían tomarse unas cervezas contigo en cualquier tugurio de madrugada, se conviertieron en una apisonadora desde el inicio con “Hank Is Dead”, tema del celebrado “Murder The Mountains”, del cual tocaron más temas que del nuevo. Lo cierto, es que todos los temas se adaptan perfectamente al repertorio, como una unidad, independientemente de de qué disco sean. A las guitarras, tanto David Sullivan como Bryan Giles (el cual canta los temas más cavernosos y cafres), convierten la música de Red Fang en una orgía contínua de desarrollos guitarreros y voces cargadas de furia.

Siguieron temazos a corear como “Throw Up” (ese final!), “Malverde”, “Number Thirteen”, o las nuevas “DOEN”, “No Hope” o “Blood Like Cream”, de lo más destacado del nuevo LP. Con un batería como John Sherman, simple pero con pegada, el sonido de los americanos se torna tremendamente efectivo y rodado, se nota que ya juegan en la liga de los grandes. No abundaron las palabras a los fans, Aaron Beam, vocalista con pinta de informático gafotas, no da tregua y desgranaron tema tras tema durante hora y cuarto que pasó en un suspiro.

Antes de los bises, “Wires”, que con la intro desató la euforia y la aprobación de la gente, para rematarnos luego con “Good To Die” y “Prehistoric Dog”, ambos de su debut y también con gran recibimiento, mostrando que siguen confiando en sus tres largos, los cuales forman una trilogía arrolladora. Al final púas para todos y merchandising a buen precio, con el nuevo LP a 15 euros, lo cual contrasta con las birras de aguachirri de la sala a 5, por lo que en esta ocasión headbangeamos sobrios y nos llevamos un bonito souvenir. Red Fang no tomaron prisioneros, vencieron y reafirmaron su propuesta ante los presentes, los cuales volvimos a casa con una sonrisa en la cara y orgullosos de ser fans de esta banda.

Bookmark and Share





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2017 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso