Critica del concierto de Wayne Hancock en Sidecar (Barcelona) el 11 de Febrero de 2012La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Wayne Hancock
Sala Sidecar
11/02/12

Texto: Fernando Poveda
Cartel promocional

El menudo y bonachón Wayne "The Train" Hancock volvía a acercarse por Barcelona, esta vez en la céntrica Sala Sidecar, que se llenó para la ocasión, con un público variopinto de rockabillys y amantes de los sonidos "rootsy" americanos. Tipos duros y chicas guapas para presenciar dos horas de concierto. Aunque no ha sacado disco recientemente, su última referencia es el LP "Viper of Melody" del 2009, poder de congregación el del de Austin, Texas, siendo ya un artista semi-veterano, ya en sus cuarenta y tantos, y reivindicado y versionado por otros compañeros de estilo.

Musicalmente, Hancock se mueve entre el country tradicional, nada que ver con el que triunfa en las radios americanas más "mainstream", y el rockabilly y el western, ofreciendo una actuación sencilla y honesta, sin más pretensiones que las de contar sus historias como si estuviera delante de una panda de colegas. Acústica en mano, vino acompañado tan sólo de un contrabajista y un guitarra solista, y dio la sensación de que la banda no llevaba mucho tiempo junta, mostrando ciertos momentos de descompenetración, inseguros al entrar con las voces o al recordar las letras. Quizás, tan sólo se debió a alguna cerveza de más de Wayne... aun así no empañó el bolo e incluso le dio más entrañabilidad al mismo.

De esta manera, enlazando tema tras tema, repasó prácticamente toda su discografía, introduciéndonos cada canción con comentarios acerca de su ex-mujer ("When I'm with my baby every night is saturday night"), de su vida en el Sur o de sus vivencias en la carretera. Su música, sencilla pero efectiva, contó con la aprobación de los presentes, gracias a los cualificados músicos que le acompañan, sobretodo un notable gitarrista que llevaba sus punteos allí donde su jefe le requería, o un incansable contrabajista que mantenía el ritmo sin abandonar su chulesca expresión. Dio tiempo para versionear algún tema clásico country, lo que aumentó la conexión con el público, que coreó estribillos y agradeció la simpatía de Wayne.

Como bien dice su colega Hank III, nietísimo del mítico Hank Williams: "Wayne tiene más de mi abuelo de lo que yo tengo", lo que deja bien a las claras la autenticidad y pureza del sonido de este hombre durante las dos horas de bolo. Quizás ese sea otro punto a reprochar, aunque se agradece su entrega, dos horas me parecieron excesivas. De hecho, al acabar se podía ver la sala con la mitad de aforo respecto al inicio, ya que parte del público la había abandonado. Un show más concentrado hubiera sido más adecuado, aunque visto lo visto, nadie se puede quejar tras haber sido transportado a la música de otra era, sesenta años atrás, toda una experiencia. Para no perdérselo en futuras visitas.

Bookmark and Share





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2018 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso