Buckcherry en BikiniLa mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Buckcherry
Sala Bikini
16/06/11

Texto: Fernando Poveda
Cartel promocional

Noche de hard-rock la vivida en la sala Bikini merced a la banda angelina Buckcherry, quienes actuaban por primera vez en Barcelona. Presentaban su reciente "All Night Long", buen disco que sigue la estela de sus anteriores álbumes, juntando buenos temas más rockeros con otros menos inspirados y alguna balada ñoña, que según mi opinión aporta poco. Tras doce años desde su debut, muchos esperábamos la ocasión de verlos en vivo, y así se llenó la sala, no sólo de los habituales que pasamos de los treinta sino también, con bastante gente más joven.

Abrieron con el tema que cierra su último disco, "Dead", con el tatuadísimo Joshua Todd aún vestido y moviéndose cual boxeador sobre un ring. En la primera mitad de actuación repasaron temas de sus últimos tres discos, los publicados tras su reunión en 2005, y así cayeron "All Night Long", "Everything" o Oh My Lord". Todd lleva el peso del show, pero ni su forma de moverse ni su actitud lo emparentan con los grandes frontmans hard-rockeros, de los cuales se le suele considerar como el actual exponente. Bailes muy forzados a lo "American Idol", movimientos y comentarios supuestamente provocativos y cara de mosqueo constante supusieron una decepción, aunque se trate de una voz privilegiada, que se adapta perfectamente tanto a las canciones más cañeras como a las tranquilas.

A partir de la mitad del bolo, se acordaron de sus dos primeros LP's, tocando un temazo como "Lit Up", que hizo saltar a toda la sala y cantar lo de "I love the cocaine, I love the cocaine...", "Lawless & Lulu" o su único recuerdo a "Time Bomb" con "Slamin'" (¿por qué no tocaron ninguno de los 4 temas que abren este disco?!). El ímpetu del guitarra de origen oriental Stevie D., del batería y del viejo conocido Ashhurst al bajo (ex-Izzy Stradlin), contrastan con la frialdad de los únicos miembros originales: el guitarra Nelson y Todd. La balada "Sorry" con Josh tocándose el corazón al finalizar, y el hit "Crazy Bitch" (en clave más funky), precedieron a la retirada, con Josh asegurándonos que el mundo no lo mueve el dinero sino el sexo. Un pequeño bis con temas de su primer álbum, la bluesy "Borderline" y la punk "Crush", pusieron punto y final a la velada.

De esta manera, la hora y cuarto de Buckcherry no supuso un derroche de alma y pasión rockera precisamente, sino un concierto irregular, con altibajos y con un frontman que centra todas las miradas pero que no anda muy sobrado de carisma. Disfrutaremos su disco y esperaremos al siguiente, siempre hay temas remarcables en ellos, entre otros cortes más comerciales. Parece que ésta es la fórmula a repetir por los californianos, visto el moderado éxito que cosechan en su país, donde ya han girado con grandes bandas como Kiss o Mötley Crüe.

Bookmark and Share





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2018 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso