Critica del concierto de Port O'Brien en Razzmatazz 3 (Barcelona) el 27 de Abril de 2010La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Port O'Brien + Laura Gibson
Razzmatazz 3
27/04/10

Texto: Albert Gasch - Fotos: Tatiana Moret
Foto: Rockimprès

Con una sala Razzmatazz 3 medio llena Port O’Brien olvidaron su parte más intimista, nostálgica y marinera, y ofrecieron un recital soberbio de indie rock contundente. Después de ser espléndidamente taloneados por la simpatiquísima Laura Gibson, que desgranó varias canciones de estilo weird folk intimista (a lo Joana Newsom pero sin arpa), aparecieron las joyas de California.

Así salió el crack, Van Pierszalowski más blanco y delgado que hace unos meses en el Primavera Club. Por un momento pensé que este chico no se cuida. Cuando empezó a tocar y a cantar se despejaron las dudas sobre su estado. Van Pierszalowski estuvo inmenso. Con su voz quebrada a lo Arcade Fire, cantó, saltó y chilló con una fuerza tremenda. Perfectamente acompañado de la banda parecía que a base de intensidad, cambios de tono, gritos agudos, se desquitaba de sus males y de los del mundo. Hizo inmensas las canciones buenas. Las muy buenas daban escalofríos. Habló menos que otras veces, pero lo dio todo.

Al no estar nuevamente Cambria Goodwin, la cantante del grupo, las canciones más tranquilas del grupo del “Threadbare”, su último disco, se dejaron a un lado. De hecho cantaron más canciones del “All We could do was sing”, que del último.

Empezaron con “Don’t Take My Advice”, folk subido en intensidad, poniendo el tono del concierto. Siguieron con la magnífica “Oslo Campfire”, del nuevo disco para dar paso al clásico “Fisherman’s son” espléndidamente ejecutada. “Sour milk/salt water” también del nuevo disco aceleró el pulso, y “Love me trough”, canción también de base folk pero también subida de revoluciones, que el público acompañó con palmas. “Leap Year” fue otro subidón del nuevo disco, más bailable, para pasar a una sorprendente “Calm me down”, un tema en principio tranquilo, en el que Van Pieroswly expresó una emoción que agigantó el tema y empequeñeció el escenario, pegando algún grito que asustaba (y la canción era para calmarse). Siguieron “Stuck On A Boat” (dedicada a una mujer, creo que dijo Marta, pero quisimos entender Cambria), “My Will is Good”, y posteriormente “Pigeonhold”, que fue un espectáculo de puro noise-folk sin fisuras. En la recta final el clásico “Close The Lid” otra vez cantada maravillosamente y coreada por parte del público, para dar paso al ritual final ya habitual en los conciertos de Port O’Brien: invasión del escenario por el público, para cantar todos “I Wope Up today”. Final de función con dos bises, uno con Laura Gibson (“Will you be theree”) y otro el grupo “The Rooftop Song”. Port O’Brien, el mejor concierto en Barcelona hasta ahora.

Apabullantes.

Clicka aquí para ver las fotos del concierto

Bookmark and Share


Foto: Rockimprès





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2018 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso