Critica del concierto de Kings of Convenience al Poble Espanyol (Barcelona) el 22 de Julio de 2010La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Kings of Convenience + Mishima
Poble Espanyol
22/07/10

Texto y fotos: Tatiana Moret Ruz
Foto: Rockimprès

Los Kings of Convenience visitaron por segunda vez en un año nuestra ciudad (el pasado noviembre tocaron en el Palau de la Música), pero a pesar de repetir, el letrero ‘sold out’ colgaba de nuevo en las puertas del recinto del Poble Espanyol y una gran cola adornaba sus alrededores minutos antes del concierto.

Empezaron los catalanes Mishima, aunque no sé si llamarlos ‘teloneros’ porque a estas alturas un adjetivo así creo que ya les viene pequeño. Se muestran cada vez más sueltos, más maduros y seguros, y lo hicieron ante un público que quizás no contaba con todos sus fans incondicionales (aquellos que seguro estuvieron en la sala Apolo el pasado mes de junio). A pesar de los condicionantes, brillaron una vez más con temas de su último disco como ‘L’olor de la nit’, ‘Tornaràs a tremolar’, ‘Una part de tu’o ‘Deixa’m creure’, y hasta se atrevieron a adornar con nuevos ritmos y guitarras algunas de las melodías. Claro está, no pudieron faltar sus grandes: ‘Un tros de fang’, ‘Miquel a l’accés 14’ o ‘La forma d’un sentit’.

Los por muchos llamados ‘Simon & Garfunkel noruegos’ salieron al escenario bien entrada la noche. Solo Eirik Glambek Bøe y Erlend Øye, sin sus habituales acompañantes Tobias Hett (a la viola) y Davide Bertolini (al contrabajo). Solo sus voces susurrantes y el sonido de sus guitarras acústicas. Nada más. ‘Cayman Islands’, ‘Me In You’ o ‘My Ship Isn’t Pretty’ sonaron como caricias ante un público que se dejaba mimar en silencio.

Hubo algún contratiempo durante el inicio del concierto, porque los noruegos no querían ni una foto y tampoco a nadie comprando bebidas durante esta primera parte más acústica. Caprichos de artista que crearon el efecto contrario, porque los miembros de seguridad siguieron a rajatabla las normas y regañaron a más de alguno que levantaba su cámara. Entonces el dúo criticó la dureza de la seguridad defendiendo a su público. Haberlo pensado antes.

Cuando ya llegaron los demás miembros de la banda el ambiente se relajó. De nuevo se abrió la veda al alcohol y a las cámaras y el público pudo disfrutar en condiciones del concierto. Con ‘Mrs. Cold’, ‘Know-How’ o con la coreadísima ‘Boat Behind’ subieron los niveles de simpatía y empatía de la banda. Sobre todo los de Erlend Øye, que pidió a los asistentes unos improvisados coros y hasta interpretó el extraño baile desacompasado de ‘I’d Rather Dance With You’ mezclándose después entre el público. Consiguieron entrar en calor hacia el final del concierto, quizás demasiado tarde, y el público quería más. Sin embargo solo ofrecieron un bis, ‘Homesick’.

Quizás fue la sensación de ‘sabor a poco’ la que hizo que al final del concierto el dúo decidiera abandonar la puerta caminando entre los asistentes. La gente se agolpó a hacerles fotos, a decirles algo, y ellos encantados, estaban en su salsa. Se despidieron como unos verdaderos ‘reyes’, con o sin conveniencia.

Clicka aquí para ver las fotos del concierto

Bookmark and Share


Foto: Rockimprès





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2018 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso