Critica del concierto de Espaldamaceta en Heliogàbal (Barcelona) el 30 de Junio de 2010La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Espaldamaceta
Heliogàbal
30/06/10

Texto y fotos: Tatiana Moret
Foto: Rockimprès

Silencio magno, y José Juan González, llamado artísticamente Espaldamaceta, se presentó solo en compañía de su guitarra de nylon y de un vaso de vino, algo temeroso y nervioso, quizás porque era la primera ocasión que presentaba su último proyecto ‘Miedo al silencio (Bank Robber, 2010) en este mítico bar barcelonés, o quizás por una afluencia de público que no esperaba. Quién sabe.

Empezó a capela con ‘No os lo he dicho todo’, y después cogió la guitarra para no soltarla hasta el final, dejando ir penas, lloros y dolor con temas desgarradores de su último disco como ‘El silencio cuesta tanto’, ‘Con voz pequeña’ o ‘Volveremos a quedar’. No se puede negar, que ante todo Espaldamaceta es un cantautor clásico y puro hasta el extremo, de canciones tristes, que puede recordar en más de una ocasión a Serrat o a Silvio Rodríguez, y que en sus acordes uno puede reconocer aires flamencos y de bolero.

Después llegó ‘El camino es muy oscuro y tan estrecho’, y con él la oscuridad literal al local porque se fue la luz. Sin embargo, Espaldamaceta, impasible, siguió tocando a oscuras arropado por la luz de algún mechero que alguien del público encendió. Parecía que ese corte de luz se tratase de una señal divina o que simplemente estuviera estratégicamente planeado en un guión.

Cuando volvió la luz, también se apagó el ambiente triste, porque Espaldamaceta, más distendido que al principio, empezó a mostrar su sentido del humor y a explicar anécdotas entre canción y canción ante un público sorprendido, que quizás esperaba más lloros y menos risas. Contó historias de su grupo de amigos, que materializó en la canción ‘Al Miquel l’ha deixat l’Olga’, y habló de su madre y de sus sabias frases, una de ellas título de una canción, ‘Hablar sana’.

Se fue soltando cada vez más, y hasta hizo de ‘profe de canto’ enseñando a los presentes como corear el tema ‘Cocina sin comida’, que ‘como hombres de fe’, tal y como él dijo, lo acompañaron hasta el acorde final.

Después llegó una versión tristona del tema de sus colegas ‘Manel’ (estaba casi toda la banda en el concierto), y riéndose de sí mismo comentó que él era el único que podía transformar la alegría de las canciones de esta banda en algo deprimente y denso. Y más versiones. Esta vez lo acompañó la voz clara de Maria Rodés en una versión a la española del conocido tema ‘The partisan’ de Leonard Cohen.

Pero el final de carcajada vino con su improvisación final, en la cual empezó a hacer una parodia de sí mismo cantando al ginecólogo que no le deja tener sexo con su pareja embarazada de siete meses, a las piernas atléticas del público que aguantó de pie todo el concierto, a lo alucinado que estaba porque algunos conocían sus letras…Hay que reconocer que este tarraconense gana mucho en directo, y no sólo por la emoción que provocan sus letras y su voz.

Así de imprevisible y extremo terminó la noche Espaldamaceta, una noche que parecía, por lo deprimente de sus letras, prever mucha tristeza, pero que acabó con chistes y sonrisas.

Clicka aquí para ver las fotos del concierto

Bookmark and Share


Foto: Rockimprès





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2018 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso