Critica del concierto de Coldplay en Estadi Olímpic Lluís Companys  (Barcelona) el 4 de Septiembre de 2009La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

The Sunday Drivers + The Flaming Lips + Coldplay
Estadi Olímpic Lluís Companys
04/09/09

Texto: Tatiana Moret Ruz
Foto: Rockimprès

Después de colas quilométricas horas antes del concierto, unas 65.000 personas se congregaron finalmente en el Estadi Lluís Companys para corear las canciones de la banda inglesa Coldplay, que presentó su último disco ‘Viva la Vida or Death and All His Friends’ (2008), en una velada que destacó por la euforia generalizada de unos fans transnacionales y transgeneracionales y por más que evidentes problemas de sonido.

Tras los toledanos The Sunday Drivers, unos Flaming Lips de alto nivel hicieron de maestros de ceremonias, dejando quizás demasiado alto el pabellón a la banda británica. Con su pop de aires psicodélicos y tras más de dos décadas en los escenarios, los de Oklahoma repasaron temas de su repertorio poniendo acento en temas de sus discos ‘At War With The Mystics’ (2006) y ‘Yoshimi Battles the Pink Robots’ (2002). Se sentían quizás como pez fuera del agua delante de un público que sólo esperaba impacientemente a sus ídolos Coldplay y que no aplaudió más de lo necesario a una banda de tanto nivel en otros circuitos musicales.

Con unos veinte minutos de retraso se aposentó en el escenario la banda de Chris Martin, que sacudió a un público enloquecido con la efectista melodía ‘Life in Technicolor’ de su último disco, que sufrió unos primeros e inesperados problemas de sonorización. Gente joven, gente no tan joven y hasta familias enteras corearon temas más nuevos como Violet Hill, y no tan nuevos y muy esperados como ‘Clocks’ o ‘In My Place’ de su segundo disco A Rush Of Blood To The Head (2002), todos ellos acompañados por una escenografía multicolor y efectista. Cuando sonaron los primeros acordes de la primogénita Yellow, el público se lanzó apasionado a vitorearla, entretenido con la decena de globos amarillos que cayeron a la pista, y en ese momento Chris Martin aprovechó para presentar a su banda con un “Bona nit y bienvenidos”.

Chris Martin aprovechó para presentar a su banda con un “Bona nit y bienvenidos”. Ya presentados sus hits de antaño, se pusieron manos a la obra con temas nuevos, como ‘Cemeteries of London’, ‘42’ o ‘Lost’, que enlazaron con un apoteósico ‘Fix You’, que marcó la salida desde el escenario de unos fuegos artificiales rojos que subieron la intensidad a este himno de su penúltimo disco ‘X&Y’ (2005). De la melodía suave y medio country de ‘Strawberry Swing’ pasaron a los tonos graves y más solemnes de ‘God Put a Smile Upon Your Face’, donde el público con un “No se oye, no se oye”, hizo más que evidentes los problemas de sonido de la banda, que se disculpó ante el contratiempo.

Después se oyó el esperado con mayúsculas, ‘Viva la Vida’, con aplausos, saltos y gritos de un público desatado que no dejó de hacerle los coros a Chris Martin, y que seguía cantando minutos después que hubiese dejado de sonar la música. Para mitigar el subidón que generó entre el público el que ya podríamos llamar nuevo himno del F.C Barcelona, Chris Martin y los suyos prepararon un golpe de efecto, apareciendo minutos después encima de un mini escenario preparado a uno de los lados del estadio. Allí mostraron su cara más acústica, tocando un ‘Green Eyes’ más intimista de lo normal, y hasta cantaron a Barcelona y a su público con un tema sacado de la manga y que aumentó la complicidad de esta banda con sus fans. Chris Martin quiso hacer de nuevo un guiño a su público, y propuso una gran ola con los móviles encendidos, y los asistentes se animaron e hicieron más de una, creando un gran manta de luces que se brillaban cual estrellas en una noche que casualmente era de luna llena en Barcelona.

Ya se empezaba a echar de menos un homenaje al recién fallecido rey del pop, cuando arrancaron con una versión de ‘Billie Jean’ acústica, sencilla y sentida, que les llevó de nuevo al escenario central. Un montaje de video con imágenes de las calles de Tokyo introdujo el nuevo tema ‘Lovers in Japan/Reign of Love’, con el que dieron por finalizado su repertorio después de una hora y media de concierto. Pero los bises, esperadísimos, y más después de una jornada con varios contratiempos en el tema del sonido, llegaron con un Chris Martin al piano y un solo emotivo en ‘The Scientist’.que auguraba la traca final, que llegó finalmente de forma apoteósica con fuegos artificiales de colores, los acordes de ‘Life in Technicolor’ y un tímido “Hasta la próxima”.

Bookmark and Share


Foto promocional





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2018 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso