Critica del concierto de The Poodles + Jaded Heart en Mephisto (Barcelona) el 8 de Abril de 2008La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

The Poodles + Jaded Heart
Mephisto
08/04/08

Texto y Fotos: Teresa Sancho
Foto: Rockimprès

Hace exactamente un año, los suecos The Poodles se presentaron ante el público español como tercera banda de apoyo (además de Krokus) en la gira de presentación del último álbum de estudio de sus compatriotas Hammerfall. Pese a llenar grandes recintos en su país natal, esta banda novel, no se dio a conocer en el resto de Europa hasta este “empujón”. En esta ocasión volvieron con el “Sweet Trade Tour”, como grupo principal y teloneados por los también hard-rockeros y algo más veteranos, Jaded Heart.

Los alemanes Jaded Heart repasaron sus trece años de trayectoria en el mundo de la música con un setlist compuesto por doce temas, aunque principalmente basado en sus dos últimos trabajos; “Helluva Time” y “Sinister Mind”. Con un telón en el fondo del escenario con el logo de la banda y todos los músicos en posición, abrieron el show con “Hero”, seguido de “Justice is deserved”; ambos temas incluidos en el más reciente de sus álbumes.

Con “Somewhere” dimos el primer salto en el tiempo, más concretamente al 2005 con “Helluva Time”; del que también interpretaron “Tomorrow comes” y el cover de Anastasia, “Paid my dues” siendo éste uno de los temas más acertados en el setlist por la efusiva respuesta del público. “Live and let die” fue la única referencia al “IV” al igual que “Inside out” tema que dio nombre a su primer álbum. En cambio, “Sinister Mind” contó con cinco representaciones, aparte de las dos antes ya mencionadas, interpretaron la canción que bautiza este cd, “Going under” y “Hellucinate”.

Ya en los bises y con cerca de hora y media de show a las espaldas, se despidieron con dos de sus temas más destacados del “Trust”, “Anymore” y “Feels like home”.Un directo potente, capitaneado por su extravagante vocalista Johan Fahlberg y uno de sus fundadores, el bajista Michael Müller. El resto de los componentes pasaron algo más desapercibidos, sobretodo el también Mad Max, Axel Kruse, escondido detrás de los cuatro bombos de la batería Kicken.

Después de unos cuantos preparativos, como cambiar el telón por uno con un fondo de fuego sobre el que destacaba en grandes letras doradas, “The Poodles”, llegó el ansiado momento del directo de esta banda sueca con tan solo tres años en el mundillo. El setlist, que contó con dieciséis temas, oscilaría entre sus únicos dos álbumes hasta el momento, “Metal will stand tall” y “Sweet trade”.

“Flesh and blood” fue el tema elegido para estrenarse en el escenario y pisándole los talones llegó uno de los himnos de la banda, “Metal will stand tall”, poniendo la sala patas arriba a tan pocos minutos del inicio. “Number One” y “Thunderball” fueron las siguientes de la lista dejándome entrever lo prometedora que iba a resultar la velada, tanto por lo bien que sonaban sus temas (la gran mayoría desconocidos para mi) como por su actitud sobre el escenario, y es que éste grupo no me había entrado desde el primer momento y acudí a la cita por recomendación de amigos, en un intento de convencerme de que realmente valían la pena, pero sobretodo por poder ver en directo a Pontus Norgren, ya que en su época, no pude verle con una de mis bandas predilectas, Talisman.

“Walk the line” y “Shadows” siguieron marcando la línea hard-rockera hasta llegar a “Without you”, primera balada de la noche. El medley compuesto por “Crying” y “We are one” dio paso a un breve solo de guitarra a manos de. Sr. Norgren y asimismo, al solo de batería de Kicken. Con todos los componentes de nuevo en el escenario y con cambio de vestuario del vocalista Jakob Samuel incluido (está vez con unos pantalones de llamaradas, al igual que el telón), “Echoes from the past” volvió a endulzar por unos instantes la velada.

La bucanera “Seven seas” recobró el ritmo enérgico, siendo ésta una de las más coreadas y aplaudidas de la noche, seguida de uno de sus temas más rentables, “Night of Passion”, ya que les permitió promocionarse en el viejo continente además de colocarles en un cuarto puesto en los previos suecos a Eurovisión 2006, con un consiguiente disco de platino bajo el brazo.

La voz pregrabada del barítono Jonas Samuelsson sirvió de introducción para el primer tema de los bises, “Song for you”. “Shine”, previo paso al final del show, pasó algo desapercibida; pero el cover de los “new romantic’s” Ultravox, “Dancing with tears in my eyes”, agotó las pocas energías restantes después de tanto bailoteo y coros.

Grata sorpresa a manos de “los caniches” por su buen hacer encima del escenario, a destacar el trabajo tras las seis cuerdas de Pontus Norgren, una gran oportunidad la de poder verle con esta banda en directo ya que tan sólo una semana después de finalizar la gira, anunció que pasaba a ser el nuevo guitarra oficial de Hammerfall. En cuanto al “feeling” con el público digamos que fueron correctos, con alguna que otra frase entre tema y tema, aunque después pude comprobar algo realmente curioso, Jakob llevaba en el setlist las “parrafadas” redactadas tal cual las dijo, al más puro estilo discurso navideño del rey.

Clicka aquí para ver las fotos del concierto


Foto: Rockimprès





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2017 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso