Critica del concierto de Megadeth en Razzmataz (Barcelona) el 28 de Febrero de 2008La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Megadeth + Evile
Razzmatazz
28/02/08

Texto: Teresa Sancho - Fotos: Juanjo Méndez
Foto: Rockimprès

Desde la presentación del álbum “ United Abominations” en primavera del 2007, Dave Mustaine lleva paseando, por todos los rincones del mundo, su reinvención de Megadeth con el “Tour of Duty”. Tres ciudades fueron las escogidas para presentar este último trabajo (Barcelona, Madrid y Bilbao) después de que el verano pasado ofreciera una cata en el Monsters of Rock de Zaragoza. Los ingleses Evile fueron los encargados de acompañarles en todas las fechas europeas.

Hacía ya mucho tiempo que no veía una cola tan inmensa para entrar a Razzmatazz, con un claro cartel de “SOLD OUT” y la previsión de estar bastante apretujados dentro de la sala. Quizás tuviera que ver el hecho de que el “United Abominations” fuera considerado uno de los mejores álbumes del pasado año; además de la demostración de que a Megadeth, a pesar de haber estado alguna vez en la cuerda floja, Mustaine ha sabido sacarlo a flote con este último lp, recordando sonidos de sus épocas doradas.

Los británicos Evile, con su trash ochentero “old school” dispusieron de 30 minutos de reloj para defenderse en el escenario, en una gira ideal para darse a conocer al lado de uno de los grandes precursores en este estilo. Con un único disco en el mercado, “Enter the Grave”, interpretaron cinco temas técnicamente perfectos pero carentes de cualquier traza de originalidad, ya que recordaron en exceso a Slayer. Quizás en sus próximos trabajos encuentren un estilo más “personal”.

Volviendo a Megadeth, antes mencionaba la palabra “reinvención” porque cada vez nos sorprenden con algún cambio en la formación. En este caso, Chris Broderick, sería el substituto en directo del guitarra de estudio Glenn Drover, hermano del batería Shawn. Al bajo, el gran James LoMenzo y al frente de la banda, el único superviviente del que fueran sus inicios, Dave Mustaine.

Puntuales sobre lo previsto y con la intro en acústico de “Sleepwalker” el público fue desalojando las barras y aprovechando cualquier recóndito espacio para posicionarse y ver el espectáculo. De un tirón sonaron los cuatro primeros temas de la noche, “Sleepwalker”, “Wake up Dead”, “Take no prisoners” y la esperada “Skin o' my teeth”. Pero no fue hasta el siguiente tema, “Washington is next!” que Dave se tomó un respiro para un saludo escueto.

“In my darkest hour” y “Hangar 18” fueron los dos primeros momentos álgidos de la noche, con el público gritando “Mustaine, Mustaine, Mustaine” y él, impasible y con cara de poker, esperando a que cesaran los gritos para poder hablar. Igual de sobrio dio las gracias y prometió que habría una sorpresa en algún momento de la noche. Su único momento “simpático”, por decirlo de alguna manera, fue cuando dijo “Eh! q no estoy drogado! Sólo bebo vino” tuvo gracia viniendo de un ex-adicto a la heroína.

En “A tout le monde”, uno de los mejores temas a mi parecer, Dave invitó a los asistentes a corear los estribillos, poniendo cara de satisfecho por el resultado, pero poco duró el momento “mechero” ya que volvieron los riffs con “Tornado of souls”. Unos pocos acordes son más que suficientes para que se reconozca un tema, y así ocurrió con “Symphony of Destruction”. Todo Razzmatazz al unísono gritó “Megadeth, Megadeth (punteo), Megadeth”. Con “Trust” llegó la ya mencionada sorpresa de la noche, en un principio no pasó nada fuera de lo común, hasta que en uno de los últimos estribillos del tema, Dave lo cantó en castellano. (se editó al completo en un boxset recopilatorio llamado “Hell wasn't built in a day” en el 2004) Aunque creo que la mayor parte de los presentes no entendieron ni una palabra, se supone que decía: “ Mi cuerpo sufre por los errores, traicionado por el deseo, nos mentimos tanto el uno al otro, que en nada confiamos...”

Después de la ya típica retirada y posteriores aclamaciones, interpretaron los dos últimos temas de la noche, “Peace Sells” y “Holly wars...the punishment due”. Una rápida presentación de la banda y la frase “You've been great, We've been Megadeth” dieron por finalizado un show de hora y media; en el que que cabe destacar el acertado setlist, ya que repasó toda la trayectoria de Megadeth sin abusar de los temas de su último trabajo; pero al que también hay que remarcar un sonido no más que “decente” con una batería excesivamente alta, dificultando la comprensión de las letras.

Clicka aquí para ver las fotos del concierto


Foto: Rockimprès





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2018 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso