Critica del concierto de G2 Tributo a Genesis en Luz de Gas (Barcelona) el 30 de Enero de 2008La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

G2 - Tributo a Genesis
Luz de Gas
30/01/08

Texto: Jorge Rodríguez Burrel

El Rock Progresivo, conocido aquí como Rock Sinfónico, elevó el nivel artístico del rock durante la primera mitad de los 70s gracias a sus letras, su virtuosismo, su utilización de la electrónica y los sintetizadores. Genesis, Yes, Emerson Lake & Palmer, Supertramp, Jethro Tull, King Crimson, Soft Machine o Pink Floyd triunfaron y convirtieron el rock en un arte. Pero después se secaron las ideas, y el rock progresivo se convirtió en un estilo pesado, ampuloso, pretencioso, sin originalidad, en la que tostones del calibre de Rick Wakeman se alejaban cada vez más del rock fresco y original. Fueron los dinosaurios que acabaron barridos del mapa por la revolución punk.

G2 es un grupo británico que hace versiones de los discos de la etapa progresiva de Genesis (1971-1978), obviando tanto sus primeros discos de formación como los últimos de pop mainstream. El concierto, por tanto, fue un repaso a los temás más emblemáticos del "Nursery Crime", "Foxtrot", "Selling England by the time", "The lamb lies down on Broadway", "A trick of the tail" (ya sin Peter Gabriel), "Wind & Wuthering" y "And then there were three" (sin Steve Hackett).

El show comienza con los primeros temas de uno de los discos más emblemáticos de la época Peter Gabriel de Genesis, "The lamb lies down on Broadway". Empiezan con el tema que da título al álbum, seguido por una genial interpretación de "Fly on a windshield", "Broadway Melody 1974" y "Hairless Heart". En estos primeros temas ya hemos podido apreciar que G2 suenan tan bien y tan iguales como los auténticos Genesis, y nos han conseguido transportar, igual que hacían Genesis a principios de los 70s, a cumbres nevadas desde las que se vislumbran grandes desfiladeros y cielos refulgentes mientras coros de ángeles... ejem, ejem, sigamos... El público, discreto y cuarentón, aplaudía sentado tras cada tema, mientras que algún parroquiano más joven hacía algo que no había visto en mi vida: bailar las canciones de la época progresiva de Genesis!!. Así llegamos a "The Carpet Crawl", otra de sus canciones emblemáticas.

El grupo, de riguroso y vaporoso atuendo blanco cual practicantes de yoga, no se movían ni pestañeaban lo más mínimo, conscientes de la transcendencia artie de la música que estaban interpretando. El guitarra Chris Cawte (que curiosamente no se parecía a Steve Hackett pero sí y mucho a MIke Rutherford) es quien llevaba el peso del concierto con sus magistrales guitarreos. El cantante Terry Day , una mezcla de Phill Collins, Bob Hoskins y hooligan de rugby, aportaba credibilidad, se notaba que vivía y sentía lo que cantaba. El teclista era el que se parecía más a su original: Tony Banks. El bajista, muy tranquilo, usaba el habitual doble mástil (arriba bajo, abajo guitarra) de Mike Rutherford. El batería era negro, como Chester Thompson, el bataca de Genesis cuando Phill Collins pasó a cantar.

Entonces llegó "Watchers of the sky", de su gran album "Foxtrot", con muchos y muy buenos registros de guitarra. Mientras, un gualtrapilla a mi derecha, sin quitarle el ojo a la minifalda de la camarera del Luz de Gas, comentaba: "ésta cuando vino no trajo ningún curriculum...". "The cinema show" fué otro gran momento, con una batería muy condundente. "Ripples", en cambio, fue para mi la canción más floja del concierto, demasiado empalagosa.

Luego hubo algunos problemas con el teclado, que dejó de funcionar durante unos minutos. Mientras, el guitarrista y el cantante solucionaron la papeleta tocando un par de canciones acústicas, entre ellas los fenomenales "Horizons" y "Absent friends". Arreglado el percance técnico, llegó "Dancing with the Moonlit Knight" ("Sellling england by the pound") apoyado por las típicas, austeras y monocromas luces de los directos de Genesis. "Suppers ready" (Foxtrot) fue uno de los momentos cumbres del concierto, una gran versión con una gran voz y muy buenas guitarras.

G2 tocaron también algunas canciones de otro de sus mejores discos: "WInd & Wuthering". El cantante cuando no cantaba se dedicaba a tocar todo tipo de pequeños aparatejos percusivos, y si no, ladeaba la cabeza sobre su hombro y quedaba en trance como si echase una cabezadita. Con "Firth of fifth" el teclista tuvo el segundo percance de la noche, ya que se hizo un tremendo lio con las complicades primeras notas del tema, por lo que tuvo que parar y reanudarlo segundos después, ante la mirada atónita de sus compañeros y los aplausos de ánimo del público. Al final fué uno de los mejores temas de la noche, super emotivo. El concierto acabó con "Dance on a Vulcano" y "Los Endos". G2 se retiraron sin bises, pero nadie se los reclamó porque llevaban ya más de dos horas tocando.


Foto: Rockimprès





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2018 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso