Critica del concierto de Sebastian Bach en Bikini (Barcelona) el 9 de Julio de 2007 - atizaLa mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Sebastian Bach
Bikini
09/07/07

Texto: Teresa Sancho – Fotos: Juanjo Mendez
Foto: Rockimprès

Cuando pones muchas expectativas en algo, pueden pasar dos cosas; la primera que todo salga como previsto y la segunda, que sea en mayor o menor medida una decepción. Aunque Skid Row no haya sido nunca una de mis bandas predilectas, tenía un especial interés por ver a su ex-vocalista en acción, ya que además de tener una de las mejores voces del hard-rock, tiene carisma y sabe como moverse en un escenario. Sin teloneros ni preámbulos, después de cuatro años sin pisar este país y con nuevos temas pudimos disfrutar de Sebastian Bach.

Después de varias cancelaciones debido a diversos proyectos que Bach ha llevado a cabo en estos últimos tiempos (musicales en Broadway, un pequeño papel en la serie “Gilmore Girls” y participaciones en la última gira de Guns 'n' Roses), una larga cola delante de la sala daba a entender que en su última gira dejó con buen sabor de boca a los asistentes. En foros y en la cola del concierto, se rumoreaba, aunque no estuviese anunciado, que iban a telonearlo las valencianas Sweet Little Sisters, pero al estar dentro y con media hora de retraso, cuando se apagaron las luces salieron directamente a escena Seb y los cuatro músicos que le acompañan.

“Slave to the Grind” fue el primer tema de la noche, que se preveía prometedora y llena de clásicos de su ex banda. Bach salió derrochando energía por doquier, saltando, agitando la melena y su micrófono, vertical y horizontalmente, no sin que los músicos ni el público de las primeras filas agachara la cabeza por miedo a recibir algún golpe. Los dos temas que siguieron fueron “Big guns” y “Here I am” con no menos potencia ni locura generalizada. Aunque había algunos fallos de sonido, por los que Bach mostró su insatisfacción al técnico de sonido en funciones, de momento no habían salido a relucir ninguna de las extravagancias que presenciaríamos a continuación.

En uno de los temas posteriores, llegaron a sus manos dos rosas y una carta, de diferentes destinatarias. Las rosas, se las comió y las escupió al público y la carta la leyó con desgana “Hello Sebastian blablablablabla” y al final hizo lo que la chica pedía, que le felicitaran por su cumpleaños; aunque de su boca salió una felicitación algo seca “Happy fucking Birthday”. Acto seguido, empezó a hacer unos gestos indescifrables, ya que sólo señalaba algo o alguien enfrente suyo y cuantos más minutos pasaban más se enfurecía. Entre estrofa y estrofa de “Piece of me” iba metiendo mensajes subliminales para su manager “I want it out now!” aunque el pobre no acababa de entender que estaba ocurriendo hasta que se acercó con el rabo entre las piernas y Sebastian le zarandeó y gritó al oído sus exigencias.

Acto seguido, aparecieron entre el público el manager con un séquito de seguratas. Él, seguía señalando desde el escenario la posición exacta de lo que le molestaba de tal manera. Resultaron ser dos chicas, a las que sacaron a la fuerza, por motivos que no se si son reales o rumores; se dice que una de ellas, que tenia pareja, tuvo un encuentro sexual con él años atrás y que la susodicha pareja le apuntó con una pistola a la salida de un concierto. No estuvo tranquilo hasta que las echaron del pasillo de la salida de emergencia. Después de todo este lío que desvió más la atención de los asistentes en lo que estaba pasando que no en la actuación, llegaron más temas de su ex banda, que dejó bien claro que era “suya”, como “18 and Life”, “American Metalhead” reconvertida en “Spanish Metalhead” y algunos temas de su nuevo disco “Angel Down” que lleva años preparando pero nunca sale al mercado. Uno de ellos fue la acústica “By your side” recordando a los asistentes que está en su myspace para quien quiera escucharla. Más relajado, volvió a dirigirse al público, proclamando lo mucho que le gusta la ciudad condal, gritando “Gaudí, Gaudí !!!”. Aunque algo innecesario, el público pareció estar encantado.

En la recta final, pareció molesto igualmente por diversas razones; problemas de sonido, que si el batería tocaba demasiado rápido la también acústica “I Remember you”, que si la guitarra sonaba más alta que su voz y un largo etcétera. Su mejor aliado, el guitarra Metal Mike, pasó gran parte del concierto con cara de pocos amigos aunque al finalizar tuvieron un abrazo de reconciliación. Con el público no tuvo más conflictos, incluso le cayó en gracia un chico que subió al escenario para hacerle reverencias y abrazarle.

“Monkey Bussines”, dejó ver que los años no pasan en balde para nadie; los gritos no fueron tan agudos pero al público no pareció importarle ya que era uno de los temas más esperados. Y como no, el tema de Skid Row por antonomasia, “Youth Gone Wild” en el que subió a una chica, que parecía salida de cualquier videoclip ochentero y la colocó en la tarima de la batería para que bailara. Después de saltar como locos, tan sólo una hora y diez minutos desde el inicio, la banda al completo saludó y se fueron por donde habían venido.

A no ser por los repentinos y abundantes cambios de humor de Bach, el concierto hubiese podido ser digno de recordar, ya que aunque la banda no termine de ser demasiado acertada, él es un gran frontman. Pero muy a mi pesar, me pudieron más las formas que el show ya que demostró que los rumores de que le habían sacado de algún que otro proyecto por su comportamiento de “divo”, son ciertos. Quizás nos equivocamos y en lugar de asistir a un concierto de hard rock, presenciamos una de sus actuaciones de “Dr. Jekyll and Mr. Hyde” en Broadway.

Clicka aquí para ver las fotos del concierto


Foto: Rockimprès





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2017 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso