Critica del concierto de Iron Maiden en Palau Sant Jordi (Barcelona) el 30 de Noviembre de 2006 - AtizaLa mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Iron Maiden + Trivium + Lauren Harris
Palau Sant Jordi
30/11/06

Texto: Teresa Sancho
Foto: Rockimprès

Iron Maiden es uno de estos grupos con millones de seguidores a los que complacer que nunca olvidan añadir a España como fecha de todas sus giras. Esta vez, volvieron con una única fecha en Barcelona, lo que prometía un cartel de “completo” en el Palau Sant Jordi. Arropados por los norteamericanos Trivium y Lauren Harris (que ni tan sólo salía en cartel) presentaban su último trabajo “A Matter of Life and Death”.

Lauren Harris, hija del bajista de Maiden, Steve Harris, se añadió a última hora al tour a su paso por Europa, por eso, muchos de los asistentes no tenían ni idea de que fuese a cantar. Para ella, fue una gran oportunidad ya que de momento sólo había tocado en pequeños pubs londinenses. A sus pies, miles de personas que habían hecho horas de cola para ver a su padre & compañía pero dispuestos a saltar para entretenerse. Con un estilo hard-rockero para adolescentes (algo parecido a Avril Lavigne) ella y su banda interpretaron 5 temas, “You Turn”, “Let Us Be” y “Get Over It”, y dos covers, “Steal Your Fire” de Gun y “Natural Thing” de UFO. Lauren aprovechó su momento siendo comunicativa con los asistentes aunque demostrando su nerviosismo en sus chillidos, pero probablemente esta sea la primera e única vez que toque delante de tanto público.

Para Trivium también fue una oportunidad de oro ya que disfrutaban de un recinto a rebosar, un escenario grandioso y un sonido excelente; pero nada de eso consiguió intimidarles y salieron con fuerza a la palestra recordándonos a los Metallica de antaño mezclado con mucho guitarreo y algún que otro detalle nu-metalero. Durante los tres cuartos de hora que duró la actuación no paró de llegar gente al recinto, por lo que se hizo algo difícil seguir el concierto entre empujón y empujón. Sonaron sólo temas de su último trabajo “The Crusade” y “Anthem ( We are the Fire)” excepto dos, “Like Light to the flies” y “Pull harder on the Strings of your Martyr”.

Finalmente llegó el turno de Maiden con 18.000 personas (o eso remarcó Bruce) dispuestas a escuchar los nuevos temas de “A Matter of Life and Death” e impacientes por los clásicos de siempre. Después de media hora de pausa y hartos de escuchar la música ambiental, salió al escenario la doncella. Primer tema de la noche, “Different World” con el que pudimos descubrir que los seis miembros que la forman, siguen igual de en forma que siempre. Bruce está especialmente pletórico con sus agudos y sus gritos que dejan a más de uno sin aliento.

Después de esta entrada, se sucedieron todos los temas de su último álbum, incluso en el mismo orden. Para los seguidores de los clásicos, la primera hora del concierto debió ser bastante aburrida, sobretodo si no habías escuchado ningún tema ya que no podías ni seguir el estribillo. Debido a este setlist (que sorprendió a más de uno) el público estaba más relajado que nunca, no había esa histeria que hace insoportable estar en las primeras filas. Pero pese a esto, Maiden son espectáculo, y como no, jugaron con los fondos, que iban cambiando según la canción pero siempre siguiendo la temática bélica (quizás la segunda parte de “The Trooper”).

Además todo el escenario estaba ambientado recordando a una trinchera, con su alambre de espinos, sus sacos e incluso un soldado colgado de un paracaídas. También todos los miembros de la doncella llevaban la camiseta con el símbolo de Eddie con las dos escopetas menos Bruce, muy comedido, sin ninguno de sus pantalones estrafalarios con los que nos tiene acostumbrados, sino con unos pantalones años, una camiseta con un alien (si…un alien) y una americana.

Después de una hora presentando su último trabajo, otra versión de UFO “Doctor Doctor” y un sin fin de aplausos (con un Bruce realmente sorprendido que incluso se sentó en un altavoz a esperar que la gente acabase de corear los “oés”) llegó “Fear of The Dark” acompañado por todo un pabellón corenado que hizo recobrar fuerzas a toda la banda, tocando con más energía y un Dickinson corriendo de arriba abajo y subiendo a la pasarela que queda por encima de la bateria de Nicko McBrain. Incluso en cada punta de la pasarela había dos focos (parecidos a los que se usaban en los campos de concentración para buscar a los fugitivos) que Bruce utilizó para deslumbrar al público y hacerles corear cada vez que la luz estuviese de su lado.

Con “Iron Maiden” asomó la cabeza el séptimo miembro de la banda; el escenario se convirtió en un tanque gigante, con sus ruedas avanzando y Eddie mirando con sus prismáticos y encañonando amenazante al público. Entre más “oés” y un público ahora si frenético llegaron los bises con “ 2 Minutes to Nidnight” y “The Evil that Men do” con una nueva aparición del gigante Eddie vestido de soldado y con una escopeta que sirvió a Janick Gers para tocar su guitarra. Y finalmente y como colofón final, “Hallowed by the Name”, el mejor tema de la noche.

Muchos esperábamos una nueva salida del grupo y algún tema más como “Run to the Hills”, “Can I play with Madness” o “The Number of the Beast” pero Bruce dejó muy claro que esta era una gira especial porque quizás estos temas no volverían a ser interpretados en directo y prometió que en el verano del 2008 volverían con los clásicos de siempre. Consuelo de tontos para los que no quedaron satisfechos.


Foto: Rockimprès





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2018 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso